La huella del alma. Acto I

La noche en blanco en torno a la ribera de un río.

3 de octubre del 2014.

Parador Nacional Cangas de Onís.

Capilla de San Miguel.

1ª acción

                                                         La huella del alma. Acto I

la huella del alma

la huella del alma

Tras la captura,

inmediatamente después de la muerte,

los pescadores japoneses realizaban un ritual

con atribuciones mágicas

para rescatar el alma de los peces.

Esta acción es conocida como Goytaku.

Antonio Navarro recupera esta tradición

a través del arte y el espacio.

Sincretismo de la cultura oriental y la occidental,

el cuerpo y el alma, lo material y lo inmaterial.

El binomio universal.

La huella del alma

adquiere connotaciones plásticas

de tránsito entre lo terrenal y lo espiritual

en un espacio para el culto,

la capilla de San Miguel.

(Parador Cangas de Onis)

Antonio Valero

“El alma no piensa jamás sin una imagen…”[1]

[1] Aristóteles. Acerca del Alma. Gredos. 2000, pág. 28

Esta acción forma parte del proyecto artístico “Los abismos del alma”.

Dep. Leg. AS-03443-2014

©david senabre

la huella del alma

2014-10-05 00.42.40

la huella del alma

la huella del alma

la huella del alma

la huella del alma

la huella del alma

la huella del alma

One thought on “La huella del alma. Acto I

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *